fbpx

Category Archives for Relaciones tóxicas

Participa GRATIS en la Cumbre Virtual Supera tus Relaciones Tóxicas.

http://superatusrelacionestoxicas.com/

Participa GRATIS en la Cumbre Virtual Supera tus Relaciones Tóxicas (del 18 al 24 de Mayo 2019) en la que +40 Expertos te ayudarán a sanar tus heridas emocionales, eliminar patrones de comportamiento tóxicos, cambiar tus creencias limitantes, elevar tu autoestima y aprender a construir relaciones sentimentales y familiares sanas.

He estado los últimos 6 meses trabajando en este hermoso proyecto para ayudar a las mujeres a sanar sus relaciones, empoderarse y recuperar su libertad.

Un vida de relaciones abundantes es absolutamente posible.

Obtén ahora tu Entrada GRATIS aquí http://superatusrelacionestoxicas.com/

Descubre si tus padres son controladores.

Cuando eras niño/a recordarás seguramente a tu mamá y a tu papá que estaban la mayor parte del tiempo pendiente de tí: que no cruces la calle solo, que no te caigas del carrusel, que te laves los dientes antes de ir a dormir, que no comas dulces en exceso, etc.

Ya en tu adolescencia tus padres se centraban más en el tipo de amistades que tú tenías, que clase de novio o novia te ligabas, se aseguraban de irte a buscar a la salida del baile los sábados o de estar tranquilos que los padres de algún amigo de confianza irían por tí.

Todos estos cuidados y entre comillas "controles" en ambas etapas de tu vida, infancia y adolescencia, pues eran totalmente normales y hacían al cuidado de tí para que nada malo te pasara.

¿Pero qué ocurrió cuando tú te convertiste en un adulto?

Ya en nuestra edad adulta nuestros padres deben de entender que necesitamos libertad y autonomía para gestionar nuestra vida. Lo normal es que lo entiendan y así lo acepten, y que sepan que si necesitamos algo recurriremos a ellos sin dudarlo.

¿Y si esto no es así? ¿Cuáles son las carácterísticas de padres que no sueltan el control sobre sus hijos?

 

 

1) Tus  padres toman las decisiones por tí. Te organizan tu ropa de salida, tu dieta alimentaria, te programan las salidas familiares, y tu vida entera; te siguen tratando como si tuvieras 8 años. No te dan el poder ni la libertad de decidir por tí, de elegir lo que quieres para tí en tu vida y de este modo generan dependencia y propician tu falta de iniciativa.

2) Tus padres te critican duramente si cometes un error. Ante la mínima equivocación que tú puedas cometer ellos están ahí preparados para disparar artillería pesada de interminables críticas pensando que de este modo te ayudarán a crecer y por el contrario lo que lograrán es bajarte la autoestima.

3) Tus padres se enojan si no haces lo que ellos te piden. Es muy común que padres controladores te digan "quiero que hagas esto y que lo hagas de este modo bla bla" y si tú no cumples con sus órdenes pues se enojan. Estos padres son personas que piensan que sólo existe una forma de hacer las cosas: la de ellos y no validan que sus hijos quieran hacerlo distinto, diferente o que de repente elijan no hacerlo porque no tienen ganas. Este coartar la libertad sofoca y agobia a los hijos y se entra en un círculo de discusiones y fallas en la comunicación de la que cuesta salir.

4) Tus padres descargan sus frustraciones personales en tí. Ellos quieres que tú cumplas sus sueños, todo lo que ellos no pudieron hacer en su vida pues quieres que tú lo materialices. Si anhelaban ser médicos o abogados y no pudieron te van a cargar a tí con la obligación de que lo hagas. Si se casaron sin hacer fiesta van a querer que tú tengas la fiesta más grande que puedas imaginarte aunque tal vez tú elijas no tener una fiesta o no casarte. Si querían trabajar en una multinacional como gerente y no lo lograron te van a insistir con que te esfuerces en postular en ese tipo de empresas y puestos. Lo cierto es que tú eres una persona totalmente independiente con sus propios sueños que son los únicos que tienes que cumplir.

5) Padres manipuladores y chntajistas emocionales. Estos padres realmente son expertos en hacerte sentir mal, en manipularte a través de la culpa cuando no haces lo que ellos quieren en el momento que te lo piden y cómo ellos te lo piden. "Es que tú no me quieres hijo/a, porque lo que te pido nunca lo haces" frase típica del chantaje emocional. Quieren que te quede claro que para demostrarles tu amor pues debes de hacer todito lo que ellos te pidan sin chistar ni poner objeciones.

¿Te has identificado con alguna o varias de las características de los padres controladores?

Si es así te invito a tomar acción de inmediato para salir de una relación tóxica familiar.

El primer paso que debes dar es el de darte cuenta y tomar consciencia de que tus padres son tóxicos.

El segundo paso consiste en que aprendas a ponerle límites para que entiendan que tú eres una persona independiente que elige qué hacer con su vida y cómo hacerlo.

Si ves que no puedes tú solo/a pide ayuda de coaches profesionales especializados en la materia.

Déjame tu comentario acerca de lo que te ha parecido este post.

 

 

Cuando tus padres son tóxicos.

Cuando somos niños buscamos ser cobijados en los brazos de nuestros padres cada vez que nos enfermamos de alguna angina o gripe, si nos caímos jugando con nuestros amiguitos de colegio o antes de irnos a dormir.

Los padres son nuestra base emocional desde que nacemos, son quiénes nos guían, quiénes nos educan y nos crían en el amor para que al crecer nos convirtamos en personas adultas capaces de disfrutar nuestra vida, asumir nuestras responsabilidades y formar nuestra propia familia.

Nuestros padres son quienes nos enseñan a amar, a dar y a recibir, a sonreir, a ser felices, y quiénes nos brindan un hogar en donde reina la armonía, la comprensión y  la contención.

Todas estas características corresponden a padres sanos con los que se puede dialogar y confiarles lo que nos pasa, quienes nos escuchan y están siempre dispuestos a ayudarnos.

Pero cuando nada de esto ocurre, y nos sentimos agobiados por las demandas excesivas de nuestros padres, y las críticas y la manipulación son la moneda corriente estamos en presencia de padres tóxicos.

Susan Fordward, psicóloga norteamericana, en su libro "Padres que odian" define a los padres tóxicos como "aquellos que por diferentes razones causan sufrimiento a sus hijos a través de la manipulación, el maltrato, las demandas desde la infancia hasta la adultez"

Realmente una madre o un padre tóxico pueden volver tu vida un calvario haciéndote sentir culpable por vivir tu vida, tener pareja, salir con tus amigos o encerrarte en tu habitación a hablar por teléfono.

Los padres tóxicos te agotan y asfixian con sus constantes reclamos injustificados, sus comparaciones despectivas y sus críticas desmedidas.

¿Cuáles son las carácteristicas principales de los padres tóxicos?

1) El amalgamiento: los integrantes de la familia son considerados integrantes de un todo, una simbiosis o mezcla en donde no hay lugar para las individualidades.

Cuando alguno de los hijos quiere mostrar sus rasgos individualistas, esto es muy mal visto por sus padres tóxicos.

Ejemplos:

Hijo: "Mamá me voy a vivir al extranjero que conseguí un empleo muy bueno"

Madre: ¿Cómo te vas a ir lejos de tu madre y vas a dejarme sola? (manipulación)

Hijo: "Mamá, papá, les aviso que me voy a ir a vivir solo, me alquilé un departamento"

Padres: ¿Cómo? ¿Para qué quieres vivir solo si aquí tienes todo? ¿Quién te va a cocinar y a lavar tu ropa? Ni creas que te daré un centavo si no llegas a pagar el alquiler. (manipulación y control)

2) La rigidez: en la familia hay reglas establecidas que no pueden cambiarse. No hay flexibilidad ni posibilidad de diálogo para buscar un punto intermedio.

Ejemplos:

"Tienes que estar en casa temprano porque cenamos a las 20 horas y tú no puedes faltar a la cena"

"A casa no vas a traer a tu novia o novio hasta que tengas edad suficiente y hayas aprendido a ganarte la vida"

"No puedes escuchar música fuerte porque eso me molesta"

"No vas a ir a esa fiesta ni que lo sueñes"

Reglas excesivas y arbitrarias, excesivo control que llevan a los hijos a sentirse frustrados, cansados y en muchas ocasiones a ser rebeldes.

3) Sobreprotección: estos padres tratan a sus hijos como si éstos no fueran capaces de nada y en consecuencia los vuelven inútiles, inseguros y retraídos. La sobreprotección genera dependencia emocional, y hay una permanete intervención de los padres para resolver los problemas de los hijos.

Como contrapartida también tenemos padres tóxicos que se desentienden de sus hijos, que no les ponen límites, que no se preocupan por ellos. Y así los hijos se sientes abandonados y desprotegidos.

Cuando crecemos al lado de padres tóxicos nuestra autoestima se ve afectada al punto que llegamos a pensar que valemos poco y que no merecemos nada.

Y si nuestra autoestima está baja eso nos condiciona en nuestras relaciones dentro y fuera de nuestra familia.

Y terminamos trabajando para jefes rígidos y controladores que tampoco nos valoran, que nos pagan poco y no nos atrevemos a reclamar lo que nos corresponde. También ocurre que atraemos amigos tóxicos de esos que nos drenan la energía y nos cargan con todos sus problemas. Y para completarla también nos vinculamos a nivel de pareja con personas hiper tóxicas que nos hacen sufrir.

El punto aquí es que debemos darnos cuenta de que desde la raíz estamos intoxicados, y esa raíz es nuestra familia, es nuestra madre y nuestro padre o al menos uno de ellos que nos ha contaminado con sus patrones tóxicos que seguramente arrastra desde su infancia.

En mi experiencia fui hija única de padres mayores a la que sopreprotegieron de modo exagerado imponiéndome reglas rígidas basadas en el control con el objeto de evitar que algo malo me pasara.

Esta sobreprotección me llevó a volverme retraída, solitaria y con baja autoestima, insegura y con la creencia de "que no valgo lo suficiente" la cual traspolé a mi área de pareja estando 15 años en relaciones con hombres.

Conozco casos de hijos que se quedaron a la sombra de sus padres, trabajando en una empresa familiar, haciendo un trabajo que no les gusta por no poder cortar el amalgamiento.

Tengo amigas que no se han casado por quedarse en casa cuidando de sus padres para evitar que se sientan solos, pagando el altísimo precio de pasar los 40 años de edad, que sus padres fallezcan y darse cuenta de que desperdiciaron sus mejores años para sentirse hoy solas.

El mensaje que hoy quiero dejarte a través de este artículo es que si tú te sientes idenficado o identificada con alguna de estas situaciones, si tu mamá o tu papá son personas tóxicas, no te quedes en ese círculo de toxicidad. Date cuenta de que la vida es una sola y de que tú mereces vivirla de la mejor manera posible. De que nadie tiene derecho a quitarte tu libertad, tu poder de decidir y elegir vivir tu vida del modo en que tú quieras por más que sean tus padres, por más que te hayan dado la vida.

Déjame tu comentario acerca de lo que te ha parecido este artículo, me encantará conocer tu opinión.

 

 

 

 

 

Cuando la humillación está presente en el momento de tener relaciones íntimas.

La intimidad sexual con nuestra pareja es un momento de conexión a nivel corporal y también emocional.

Es una COMÚN UNIÓN de dos cuerpos y dos almas conectadas disfrutrando de su sexualidad y del amor, en donde fluyen los sentimientos y la pasión. Al entrelazar nuestro cuerpo con el de nuestra pareja se produce una entrega a nivel energético que nos hace vibrar en una sintonía de amor.

¿Pero qué pasa cuando esto no es así?

¿Qué pasa cuando nuestro compañero o compañera espera ese momento de intimidad para humillarnos y acrecentar su ego?

Te invito a escuchar este PodCast en donde te respondo estas preguntas y en donde te cuento como superar este tipo de situaciones.

Cuando la humillación es un ingrediente de tu relación de pareja.

Si tu pareja te humilla o si alguna vez alguna de tus parejas te ha humillado, ten por seguro que su principal objetivo tiene que ver con enaltecer su ego.

Quien te humilla esconde su amargura detrás de su ego enaltecido y busca responsabilizarte por todos sus problemas.

 

Te invito a escuchar este PodCast en donde te hablo acerca de:

  • ¿Qué es la humillación?
  • Diversas maneras en que tu pareja puede humillarte.
  • Qué puedes hacer para dejar de ser humillado o humillada.

Cuando lo único que recibes de tu pareja son gritos y descalificaciones.

Es nuestro deseo cuando comenzamos una relación de pareja que la misma se base en el amor y en el respeto. Que nuestro compañero o compañera nos cuiden, nos mimen, nos hagan sentir plenos y que la alegría sea la sintonía principal de nuestra relación.

Pero.....

¿Qué pasa cuando lo único que recibimos de nuestra pareja son gritos y descalificaciones?

Hay algo que no está bien, nuestra relación no sólo no funciona sino que se ha tornado tóxica.

Y esos gritos y esas descalificaciones verbales atacan nuestra autoestima, nos lastiman y nos hieren.Nuestra pareja nos menosprecia y nos humilla.

Las frases agraviantes se han vuelto la moneda corriente de cada día:

  • eres una tonta/o
  • no te da la cabeza
  • sólo alguien como tú puede pensar de esa manera
  • no sé para qué estoy contigo
  • debería dejarte porque no vales nada
  • cállate la boca que me molestas!!!
  • eres inútil, no sirves para nada

También pueden haber comportamientos que buscan descalificarnos y hacernos sentir poca cosa como por ejemplo: dar un portazo e irse, subir el volumen de la televisión mientras hablamos, taparse los oídos para no escucharnos, retirarte la mirada y no responderte.

El objetivo principal que hay detrás de una pareja que nos grita y nos descalifica es que busca sentir que tiene poder sobre nosotros y que puede hacer de nosotros lo que le plazca.

Y mientras no nos demos cuenta y no tomemos acción al respecto nos estamos condenando a habitar el dolor y la tristeza.

Se ha perdido el respeto y el amor yo es un ingrediente en nuestra relación.

 

"A pesar de que sabe que lo amo,  me grita.

Aunque sabe que sufro,  me humilla.

Por más que lloro en silencio, me descalifica.

Y hoy habito la tristeza, perdí la sonrisa"

¿Qué acciones puedes tomar si esto te está pasando a tí?

  • aprender a poner límites: déjale bien en claro a tu pareja que si continúa con estos comportamientos y expresiones hacia tí tomarás la decisión de cortar la relación.
  • trabaja sobre tu autoestima: este maltrato y descalificación atenta en primer lugar sobre tu autoestima. Si tú no te amas, si tú no tienes claro cuánto vales, entonces no podrás hacer que tu pareja lo haga.
  • hazle frente a la descalificación y no aceptes lo que tu pareja de dice.
  • quitarle poder a lo que tu pareja te dice.
  • pedirle de modo firme que baje el tono de voz y que te trate con respeto si quiere hablar contigo: "por favor no me grites, porque yo a tí no te estoy gritando" "por favor no me digas esas cosas, porque yo a tí te trato con respeto"
  • decidir ponerle fin a tu relación de pareja.
  • pedir la ayuda de un Coach profesional experto en relaciones de pareja.

 

 

 

Cuando no terminas tu relación de pareja por miedo a estar solo.

ya te has dado cuenta de que no amas a tu pareja. Ya no te ocupas de sorprenderlo con alguna cena y ya no hay felicitaciones ni regalo de aniversarios. Tienes claro que la relación no funciona. Sin embargo continuas en ella porque no quieres estar solo/a.

No puedes siquiera imaginarte que harás con tanto tiempo libre que te quedaría si decides cortar esa relación.

Tampoco te gustaría andar por la vida enfrentando cada situación sin tener a tu pareja con quien conversar al respecto.

Ese miedo a la soledad de no tener pareja te va atrapando en la sumisión de una relación monótona, que no te hace feliz, que no te genera una expectativa de crecer juntos, pero claro te evita el tener que reinventarte aprendiendo a estar sola o solo contigo mismo después de finalizada una relación de pareja.

Pues les digo que si estos les pasa es momento de tomar consciencia y reflexionar al respecto.

El mantenernos al lado de un otro por tener miedo a estar solos/as nos sumerge en la trizteza y puede incluso tornarse tóxico con el tiempo. Estamos desencontrados con nosotros mismos/as.

¿Cómo darte cuenta si no terminas tu relación de pareja por miedo a la soledad?

  • tienes claro que tu pareja hace tiempo que no te hace feliz.
  • esta relación hace rato que no te satisface.
  • te preguntas frecuentemente si terminas esta relación como harás para encontrar una nueva pareja.
  • no quieres ni imaginar que harás con tanto tiempo libre que tendrás si te separas.
  • piensas en como mantener la vida social que han generado juntos y el hecho de que comparten amistades.
  • no quieres mudarte, te gusta tu casa o depto y te da fiaca hacer las maletas.
  • piensas que si terminas esta relación serás un fracasado/a.
  • antes de cortarle la cara tienes que conseguir a alguien más, cosa de que un clavo saque a otro.
  • tienes la creencia de que es malo estar soltero/a.
  • no puedes separarte para no hacerle daño a mis hijos
  • si te separas sientes que le romperás el corazón.

¿Qué hay detrás de tu miedo a estar sin una pareja? ¿Qué otro miedo se esconde?

El miedo a la soledad de estar sin pareja esconde el miedo a escucharte a tí misma, a aprender a convivir con tus silencios, a prestar atención a tus pensamientos. En ocasiones puede que no quieras enfrentar lo que dirán los demás (tus padres, tus hijos, tus amigos, tus vecinos, etc).

También puede que  te sientas un fracasado o una fracasada si esta relación de pareja tampoco te funciona. Hay una gran autoexigencia y un sentimiento de culpa que te corroe por dentro.

Puede haber también un apego desmedido que te arrastra a depender emocionalmente de tu pareja.

¿Cual es el costo emocional en todo esto?

  • privarnos de la posibilidad de encontrar a otra persona con quien construir una relación de pareja sana que nos haga feliz.
  • si tenemos hijos los arrastramos a ellos a nuestro sufrimiento dolor y les mostramos un modelo que no es bueno para que tomen como ejemplo para tus vidas.
  • no somos capaces de plantearle a nuestra pareja que hay cosas que no funcionan de modo de poder reinventar nuestra relación.
  • consideramos como máxima verdad que "únicamente es posible llevar una vida normal estando en pareja"

¿Qué puedes hacer si tienes miedo a estar sola/o sin pareja?

  • en primer lugar tomar consciencia de que tienes ese miedo.
  • atreverte a enfrentar el miedo.
  • conectarte con lo que te hace feliz.
  • tomar la responsabilidad de hacer algo al respecto.
  • cambiar tus pensamientos.
  • buscar la ayuda de un coach experto que te guíe en el proceso de superar este miedo.

 

Eleva Tu Autoestima para sanar tu área de relación de pareja.

Cuando hablamos de autoestima nos referimos al amor que nos tenemos a nosotros mismos y a la creencia de que somos capaces de hacer todo lo que queramos y de cumplir nuestros objetivos y de resolver cualquier circunstancia adversa. 

Cuando ocurre lo contrario y empezamos a dudar acerca de nuestra capacidad y nos empezamos a olvidar de lo valiosos que somos como personas y de lo mucho que tenemos para aportar en una relación de pareja y en cualquier tipo de relación, es cuando nuestra autoestima está baja, está herida, lastimada y pisoteada.

"Recuerdo que fue un sábado por la noche de hace unos cuantos años atrás cuando me harté de que quien era mi pareja en ese entonces pisoteara mi autoestima. Y tomé la decisión de dejarlo. Y lo dejé......Fue increíble el alivio que sentí"

Y entonces me dí cuenta de lo importante que es tener una autoestima elevada como base para construir una relación de pareja sana.

El primer paso para salir de relaciones tóxicas consiste en trabajar en mejorar nuestra autoestima. Es necesario sanar nuestra relación con nosotros mismos para poder luego enfocarnos en construir una relación de pareja sana que nos haga feliz.

¿Qué podemos hacer para elevar nuestra autoestima?

En primer lugar necesitamos sumergirnos en un proceso de autoconocimiento para poder conectar con nuestra esencia interior y para descubrir cuáles son nuestros valores y así alinear nuestras decisiones y acciones con ellos. Por ejemplo mis valores son la libertad, el amor, el respeto, la lealtad, la paz y la alegría. En consecuencia mis acciones y decisiones yo busco que estén alineadas con estos valores siempre.

En segundo lugar es fundamental que aprendamos a aceptarnos tal como somos, que dejemos de ser críticos y perfeccionistas, y nos perdonemos por aquellos errores del pasado.

Necesitamos darnos cuenta de que somos la persona más importante en nuestra vida y amarnos de modo incondicional. El amor propio es la base de toda relación sana, que comienza por la relación que tenemos con nosotros mismos para luego abrirnos a relacionarnos con un otro y construir una relación de pareja que nos haga felices.

Cambiemos los pensamientos negativos por pensamientos positivos. Un ejercicio muy útil que yo recomiendo es la práctica de repetir afirmaciones positivas tales como

Me amo y me acepto tal como soy

Yo soy una persona valiosa

Me despierto cada día con alegría

Yo soy capaz de lograr para mi vida todo lo que quiero

Yo me amo y atraigo el amor hacia mí

Yo tengo mi autoestima bien en alto porque soy una gran persona

Cuando me miro al espejo veo a una persona con grandes virtudes para ofrecer al mundo

Además de repetirlas en voz alta todos los días, puedes escribirlas en un papel y llevarlas siempre contigo adonde sea que tú vayas, de este modo las tienes a manos para practicarlas.

También es útil para elevar la autoestima el meditar. En internet puedes encontrar meditaciones guiadas específicamente para elevar la autoestima.

 

En tercer lugar necesitamos poner límites y "DECLARAR BASTA". El poner un freno a toda la toxicidad que recibimos de la persona que tenemos al lado hará que recuperemos nuestra dignidad. Esta declaración de Basta o de No Más es muy poderosa. Para elevar nuestra autoestima se requiere que nos alejemos de esa pareja tóxica, es el modo de romper el círculo vicioso del pisoteo constante a nuestro amor propio.

En cuarto lugar hay que revisar nuestro sistema de creencias, que son aquellos juicios que nosotros tenemos sobre nosotros mismos. Aquellas creencias limitantes que coartan nuestras posibilidades de crecer y de ser felices, de sentirnos bien y disfrutar nuestra vida hay que cambiarlas por creencias potenciadoras.


EJEMPLOS DE CREENCIAS LIMITANTES


  • yo no valgo nada
  • no soy capaz de lograr que alguien me ame
  • nadie se va a enamorar de mí
  • no sirvo para nada
  • estoy sola/o porque así tiene que ser
  • no merezco que nada bueno me pase

 


EJEMPLOS DE CREENCIAS POTENCIADORAS


  • yo soy una persona valiosa con muchas cualidades para brindar
  • yo soy capaz de construir una relación de pareja sana
  • yo merezco ser amada/o
  • merezco todo lo mejor en mi vida
  • todo hombre o toda mujer quisiera enamorse de mí

Al cambiar estas creencias limitantes por creencias potenciadoras se nos abrirán posibilidades para poder hacer elecciones concretas que nos lleven a vivir del modo que queremos.

 En conclusión podemos decir que el secreto está en sanar nuestra relación con nosotros mismos elevando nuestra autoestima para luego poder construir una relación de pareja sana.

Cuando amar demasiado encadena tu corazón a la dependencia emocional.

¿Qué es amar demasiado?

He escuchado infinidad de veces mujeres y también hombres decir que aman demasiado a su pareja. Y al hacerlo no puedo dejar de asociar la frase "amar demasiado" con la "dependencia emocional"

¿Y qué es depender emocionalmente de nuestra pareja?

Es encadenar nuestro corazón entregándole la llave a esa persona a la que sentimos que amamos al punto de no encontrarle sentido a nuestra vida si él o ella no está a nuestro lado. Hay entonces un patrón de comportamiento que ata nuestras necesidades emocionales a otra persona.

Y cuando en una relación de pareja hablamos de "necesitar" es un indicador de que estamos dependiendo emocionalmente de otra persona y de que nuestra relación es tóxica.

 

En toda relación tóxica con dependencia emocional hay un apego desmedido que llega a volverse obsesión, estamos todo el tiempo pendientes de lo que nuestra pareja dice y hace. Controlamos si le suena el teléfono, si sale a la puerta de calle, a qué hora llega y a qué hora se va.

Ni hablar si nos llega a decir que saldrá con sus amistades sin nosotros!! La angustia y la desolación nos altera hasta la respiración. El nivel de ansiedad que se nos genera nos pone al límite del descontrol emocional.

Existen muchas razones por las cuales podemos convertirnos en dependientes emocionalmente.

La principal razón es tener una baja autoestima. Otras razones son: la desvalorización, miedo a estar solo, buscar la aprobación del otro, ansiedad excesiva, dar una prioridad exclusiva a la pareja, proceso de idealización de la otra persona, necesidad de tener a tu pareja todo el tiempo a tu lado, vacíos emocionales, heridas emocionales de la infancia (de abandono o rechazo), etc.

"Y me enseñaste un día que a tu lado lo tenía todo,

y hoy te necesito tanto que sin tí no puedo respirar.

No importa mi vida sino estoy a tu lado,

por favor no te alejes demasiado".

¿Qué podemos hacer para romper el candado que nos ata a nuestro corazón y a nosotros a una relación tóxica con dependencia emocional?

  • darnos cuenta que somos dependientes emocionalmente.
  • trabajar en levantar nuestra autoestima.
  • dejar de satisfacer nuestra necesidad de control de manera disfuncional.
  • trabajar nuestra seguridad y nuestra confianza en nosotros mismos y con respecto a los demás.
  • estar dispuestos a pedir ayuda e invertir en nuestro desarrollo personal.
  • aprender a estar solos agradeciendo por estar vivos.
  • aprender a disfrutar.
  • dejar de sentirnos víctimas de las circunstancias y asumir nuestra responsabilidad.
  • atrevernos a dejar nuestro pasado atrás y centrarnos en nuestro presente.
  • tomar acción y salir de ese estado emocional tóxico.

Déjame tu comentario acerca de lo que te ha parecido este artículo. Me encantará leerte!!

 

¿Qué es una relación de pareja tóxica?

Es aquella relación de pareja en la que la mayor parte deltiempo sufrimos y nos sentimos tristes, apenados, con dolor y angustia en vez de estar alegres y felices. 

Pueden haber algunos momentos de dicha o disfrute, que se vuelven cada vez más fugaces y para conseguirlos pagamos un alto costo emocional: perdemos nuestra autenticidad y nuestra libertad, además de sentirnos desvalorizados y con la autoestima muy baja.

Puede ocurrir que nuestra pareja sea quien aporte el ingrediente de la toxicidad o que lo hagamos nosotros o que ambos seamos tóxicos.

También puede pasar que con el tiempo nos volvamos tóxicos estando al lado de alguien que tiene esas características.

Podemos observar la combinación de varios elementos que confluyen en una relación tóxica tales como: la manipulación, los celos desmedidos, el sarcasmo, la ironía, el egocentrismo, las palabras hirientes, las peleas recurrentes, los reclamos excesivos, chantajes emocionales, desinterés en tus cosas y sobre tu persona, etc.

La persona tóxica apunta directo a bajarte tu autoestima, a volverte pequeñito/a, a pisotearte y maltratarte verbal y emocionalmente.

Otra de las características que debes tener en cuenta es si tu pareja busca aislarte de tus amigos, de tu familia, de cualquier contacto con el exterior, si le molesta que vayas al gimnasio o de shopping, o que realices cualquier actividad en la que él o  ella no estén incluidos.

Este tipo de relaciones basadas en patrones de comportamiento tóxicos te van minando por dentro, te destruyen en cuerpo y alma de modo paulatino, te anulan como persona.

Tú ya no tienes opinión ni decisión que importe. Y si además dependes emocional y económicamente de tu pareja te encontrarás inmerso en un círculo vicioso pagando altos costos emocionales por sostener una relación que te hace daño y que no funciona sencillamente porque NO ESTÁ BASADA EN EL AMOR NI EN EL RESPETO.

 

"Y un día me dí cuenta de que estaba vacía,

ya nada me importaba, me sentía herida.

A su lado fui perdiendo la alegría,

mi pareja me drenó toda la energía"

 

Yo denomino a estas personas "vampiros energéticos" que buscan satisfacer sus necesidades de control y reconocimiento a expensas de un otro. Son personas que no saben amar, lo único que hacen es lastimar, herir y asfixiar a quién está a su lado.

De este tipo de relaciones tóxicas se puede salir, dejarlas atrás y sanar tu área de relación de pareja.

El primer paso consiste en darte cuenta de que estás inmerso en una relación tóxica. El segundo paso es que tomes la decisión de hacerlo y acciones en consecuencia.

Es importante que busques el apoyo de tu familia y amigos en ese momento y también puedes contratar a un coach experto en relaciones para que pueda ayudarte en el proceso.

Te invito a escuchar el podcast que grabé y en el que te cuento mi experiencia con diferentes tipos de relaciones de pareja tóxicas.

 

¿Qué te ha parecido este artículo?  Cuéntamelo en los comentarios!

>