Flat Preloader Icon

¿Por qué no funcionan tus relaciones de pareja?

Recuerdo hace 15 años atrás cuando estaba atravesando una ruptura de pareja envuelta en lágrimas y sumida en un sufrimiento de desamor que me preguntaba una y otra vez ¿qué hago mal? ¿por qué los hombres siempre me lastiman? ¿qué no tengo que yo que él eligió irse con otra y dejarme?

Lo cierto es que estuve muchos años buscando esa respuesta en el mundo exterior, tratando de entender mi historial de relaciones de pareja tóxica.

El punto es que yo buscaba esas respuestas afuera, en el mundo externo. Quería que mi familia o mis amigas me dieran la respuesta de por qué desde mis 15 años me tocaba siempre quedarme en un rincón llorando por amor. Trataba de entender e incluso de justificar las razones por la que los hombres no elegían quedarse a mi lado. Y pues la verdad es que fue muy duro ese proceso para mí.

Por eso hoy quise grabar este nuevo episodio de mis Podcast para ayudarte a entender por qué tus relaciones de pareja no están funcionando.

Esas respuestas que estás buscando acerca de por qué los hombres te son infieles, te dejan, no se comprometen contigo, o simplemente la razón por la que estás sola hace tanto tiempo y no has podido formar una pareja nuevamente, esas respuestas están dentro de ti.

Tu área de relación de pareja es un reflejo de como tú te sientes por dentro. Si en este momento sientes que “no mereces”, “no eres suficiente”, “no tienes la capacidad” ese será el mensaje que le estás enviando al Universo acerca de lo que mereces recibir en esta vida.

Ningún hombre podrá amarte ni darte lo que primero tú no te das a ti misma. El primer amor que tú tienes que cultivar es tu Amor Propio, amarte de forma incondicional y aceptarte tal cual eres.

La razón por la que atraes hombres y relaciones que te dejan sin sabores es porque tú no te estás sintiendo que mereces otro tipo de hombres y de relaciones. Si tu foco está puesto en el exterior, en satisfacer a ese hombre, es resolverle sus problemas, en prestarle tu atención, tu tiempo, entregarle tu corazón y hasta incluso ayudarlo económicamente, no esperes que las cosas sean diferentes.

En toda relación de pareja consciente entendiendo esta relación como aquella basada en la libre elección de querer estar al lado del otro y que el otro también así lo elija compartiendo una vida juntos el amor, el respeto y la libertad tienen siempre que estar presentes.

Ese hombre que te ha lastimado es un maestro que viene a mostrarte aquello que no estás queriendo ver de ti.

Si ese hombre no te valoró, es hora de revisar en qué tú no te estás valorando.

Si ese hombre te fue infiel, entonces pregúntate ¿en qué tu no estás siendo fiel a ti misma? A lo mejor te estás acomodando a la vida del otro, a los gustos del otro, y entonces te estás dejando de lado.

Si ese hombre te dijo en la cara que no te ama, entonces te invito a reflexionar ¿en qué no te estás amando tú a ti misma?

Esa respuesta que estás buscando acerca de por qué nada ha funcionado hasta hoy están dentro de ti. Son esas creencias limitantes de “no merezco”, “no soy capaz”, “no valgo”, “no soy suficiente” las que te están condicionando en tus relaciones de pareja. Por un lado te condicionan tus creencias y por el otro atraes a tu vida relaciones y situaciones que refuerzan esas creencias limitantes.

Sólo cuando tomes la decisión de enfocarte en ti, trabajar en lo profundo de tu ser para conectar contigo misma podrás obtener en tu vida y en tus relaciones de pareja diferentes resultados.

Te invito a seguirme en Instagram donde diariamente comparto contenidos de valor.

Si quieres que te ayude a sanar tus relaciones puedes solicitar tu Sesión de Valoración Gratuita para profundizar en tu situación y contarte con cuál de mis Programas de Coaching te puedo ayudar. 

¿Sientes que no tienes suerte en el amor?

Recuerdo hace muchos años cuando una tarde fui a visitar a mi tía, y ella me preguntó si ya había encontrado pareja. En aquellos años yo transitaba todavía las relaciones tóxicas. Mi respuesta fue que no, que estaba sola porque la última relación que había tenido no había funcionado, igual que todas mis relaciones anteriores a esa.

Entonces ella me dijo “Cynthia, no tenés suerte en el amor, siempre te va mal, no entiendo por qué”

Aquellas palabras me pegaron muy duro, me llegaron a lo más profundo porque en realidad lo que mi tía me dijo era lo mismo que yo pensaba, y que me repetía de forma reiterada a mí misma cada noche antes de dormirme mientras se me caían las lágrimas.

Lo cierto es que la suerte no existe. Lo que sucede es que nos relacionamos con los demás desde un lugar de NO Merecimiento y desvalorización, entonces atraemos a nuestra vida esas relaciones que no queremos pero que sin embargo no sabemos como dejar de atraer.

Si una mujer ha tenido malas experiencias en su vida sentimental emparejándose con hombres infieles, no comprometidos que no la valoran, por más que haya terminado esa relación de pareja volverá a repetir la historia.

¿Por qué? Porque está repitiendo un patrón de comportamiento que está arraigado en su mente subconsciente y que proviene de su infancia. Pero como no es consciente de ese patrón que repite, la activación de dicho patrón ocurre en automático.

La permanencia en ese bucle tóxico parece eterna porque por más que lo intente no puede escapar de esa rueda de hámster.

El dolor no procesado se le transforma en sufrimiento y la condiciona a vivir una vida desde la tristeza, el odio o la resignación.

El primer paso para poder romper con esa “mala suerte” que en realidad sabemos que no es tal, sino que es un patrón de comportamiento tóxico que se repite, está en encontrar el origen.

Encontrando el origen del patrón, éste se puede romper y así cortar el ciclo de toxicidad. Pero sin llegar a ese origen eso no es posible.

Y eso fue lo que me pasó a mí. Yo vivía desconectada de mi merecimiento atrayendo a hombres mujeriegos, descalificadores, maltratadores e insolventes en lo económico. Y todo eso era porque repetía un patrón de comportamiento tóxico “tenía el programa de la salvadora instaurado” y creía y sentía que yo los podía salvar y hacerlos cambiar.

Sólo podemos cambiarnos a nosotras mismas, jamás podemos cambiar al otro. Cada persona es responsable de su vida. Y de eso se trata. De asumir la responsabilidad que hasta hoy tus relaciones de pareja no te han funcionado o que tal vez en este momento esa relación en la que estás no funciona. 

Y no se trata de criticarte ni de juzgarte duro, no para nada. Se trata simplemente de reconocer en esos hombres a tus maestros que te vinieron a mostrar que tú no te estabas amando ni valorando.

Y hoy es el mejor momento para declarar basta a toda esa toxicidad y comenzar un nuevo camino, el camino de sanarte a ti misma. Sólo cuando tu relación contigo misma esté bien podrás relacionarte con los demás de forma saludable. 

Y para eso necesitas comprometerte y trabajar en ti, no voy a decirte que será fácil, pero sí te digo que es posible, absolutamente posible. Si yo lo logré, tú puedes lograrlo. Si estás interesada en que te acompañe en el proceso de sanar tu relación de pareja tóxicas solicita Tu Sesión de Valoración Gratuita para que te cuente como te puedo ayudar con mis servicios profesionales.

Las 5 claves para aprender a confiar en ti.

La confianza en ti misma es el juicio que emites acerca de si eres capaz o no de alcanzar un objetivo determinado. La confianza proviene del latín “con fe” y por lo tanto va siempre unida a la ve. La confianza es esa valoración u opinión positiva sobre ti misma que te hace salir adelante teniendo la certeza de que vas a poder alcanzar lo que deseas.

Del mismo modo emites este juicio sobre la confianza sobre las personas con quienes te relacionas. ¿Pero qué crees? Si te está constando confiar en los demás es porque no confías en ti.

Cuando confías en ti misma te relacionas con los demás desde un espacio de seguridad porque sabes quién eres y tienes claro tu valía y todo lo que puedes hacer para conseguir tus metas. Y entonces ya no tienes miedo a que otros te lastimen o se burlen de ti porque confías en ti misma y no dudarás en poner el límite en caso de ser necesario.

Quiero darte las 5 Claves para que aprendas a confiar en ti misma:

Primera clave: LIMPIA TU ESPACIO INTERIOR

Cada mañana al despertar antes de iniciar tu día conversa contigo misma y saca afuera eso que te está molestando, eso que te agobia o te tiene triste.

Por ejemplo:

“Me enoja que él se vaya de fiesta con sus amigos y no le importe yo”

“Me frustra el sentirme sola y no encontrar pareja”

“Me duele que ningún hombre me elija para ser su mujer”

“Me lastima que mis padres no me comprendan”

“Me mortifica la frialdad e indiferencia de mis hijos hacia mí”

“Me pesa mucho no tener fuerza para salir adelante”

“Estoy triste porque siento que no valgo nada”

“Pienso que no soy capaz de lograr nada en mi vida”

“Me siento atrapada sin salida”

Una vez que hayas hecho esto si en lo que te pasa está involucrado alguien más, entonces por favor limpia tu conversación con esa persona. Hazlo desde el amor y el respeto “Oye sabes que me pasa esto, y quiero hablarlo contigo”

Segunda Clave: siéntete Merecedora de recibir amor en tu vida

Es muy importante que trabajes en entrenar tu Merecimiento para poder abrirte a recibir todo lo que deseas en esta vida.

Si estás desconectada de tu Merecimiento te relacionarás contigo misma desde un espacio de carencia y de no posibilidad por lo tanto no podrás confiar en ti misma, todo el tiempo ese juicio que vas a emitir sobre ti misma dirá “no confíes, tú no puedes, tú no eres capaz” y esto es porque no te sientes merecedora de tener en tu vida a un hombre que te ame, un mejor empleo, una nueva casa, relaciones familiares armoniosas, etc.

Confianza y Merecimiento están entrelazados, una es consecuencia de la otra.

Tercera Clave: trabaja en elevar tu Autoestima. Si hay una baja autoestima es un indicativo de que no estás abierta a recibir, es decir tu Merecimiento está desconectado y por lo tanto tampoco confiarás en ti.

Comienza por escribir afirmaciones positivas en tu cuaderno y repítelas en voz alta todos los días. Mírate al espejo y observa lo hermosa que tú eres y mientras lo haces pronuncia las afirmaciones en voz alta.

Cuarta Clave: trabaja en tu Mentalidad cambiando esos pensamientos negativos que surgen de la voz de tu Ego por pensamientos positivos que te motiven a avanzar, a seguir adelante aunque hoy te parezca que es difícil. El cambio de mentalidad es fundamental para poder trabajar tu confianza, porque si quieres confiar en ti y tu Ego te autosabotea contándote que no puedes, que no lo lograrás te será muy cuesta arriba seguir adelante y transformar tu vida y tus relaciones.

Quinta Clave: observa lo que pasa en tu exterior. Analiza las relaciones que tienes hoy en tu vida, pregúntate desde qué lugar te estás relacionando, lo haces desde un espacio de seguridad y amor, o desde la inseguridad y el miedo? Como es adentro es afuera. Si te cuesta confiar en los demás es porque no confías en ti misma.

Te he dado aquí 5 Claves para que puedas comenzar ya mismo a aumentar la confianza en ti misma.

He creado un Taller Online en Vivo “Conecta con tu Merecimiento y transforma tus relaciones para siempre” Te invito a adquirir el Taller y trabajar en profundidad tu Confianza, tu Merecimiento, tu Autoestima y tu Amor Propio

¿Por qué te cuesta tanto tanto recibir amor?

Hoy te voy a hablar acerca del Merecimiento y de la principal razón por la cual te está costando tanto recibir amor en tu vida.

Quiero comenzar con una breve definición de Merecimiento que tal vez ya la conoces por qué estás en mi comunidad seguramente me has oído decirlo antes pero  quiero compartírtela de nuevo.

El Merecimiento es un músculo que podemos entrenar y que está formado por un conjunto de creencias o juicios acerca de lo que nosotros creemos y pensamos que debemos recibir de los demás y en esta vida. El punto es que ese conjunto de creencias se amalgaman entre sí unas a otras y se quedan alojadas en nuestra mente subconsciente y desde ese lugar de forma automática sin que podamos darnos cuenta nos condicionan en nuestra manera de relacionarnos con nosotros mismos y también por supuesto con los demás.

Si un conjunto de creencias potenciadoras se amalgaman en nuestra mente subconsciente nos llevarán a relacionarnos desde el YO MEREZCO y  obviamente nos van a abrir infinitas posibilidades para que podamos recibir el amor de las personas con quienes nos vinculamos sea en nuestro ámbito de relación de trabajo, en las relaciones de amistad, familiares y por supuesto también a nivel de relación de pareja.

En cambio si nos relacionamos desde la creencia maestra o ese juicio primario YO NO MEREZCO sentiremos que:

  •  no merecemos que nos trate bien un hombre,
  • no merecemos que ese hombre elija quedarse con nosotras,
  •  no merecemos conseguir ese ascenso profesional,
  •  no merecemos que nuestros hijos nos hablen con respeto,
  • no merecemos que nuestros amigos realmente no anden hablando mal de nosotras por detrás o divulgando nuestras confidencias.  

El origen de este problema está en esa desconexión de tu derecho merecer porque no estás abierta a recibir. El condicionamiento viene desde tu infancia, desde los primeros años de crianza de acuerdo a la experiencia de vida que te haya tocado transitar. Quiero darte ejemplos para que lo puedas comprender por qué te pasa de todo esto en tu vida. 

El origen está en que hay un desbalance entre el dar y el recibir porque desde niños lo que nos enseñan es que  tenemos que compartir la merienda cuándo vamos a ir a la escuela con nuestro compañero. Tenemos que donar ese juguete que ya no usamos más, tenemos que regalar  la ropa que ya no nos queda, etcétera.

Siempre socio culturalmente nos mueven a que tenemos que ser generosos, que tenemos que dar lo cual es maravilloso el ser generosos y solidarios. El punto es que no nos enseñan es que si tú das algo también tienes derecho a recibir y recibir no quiere no quiere decir que tenga que hacerse una transacción económica.

Ejemplo: Si yo te doy un sándwich y a cambio recibo $2 dólares. No funciona de esta manera. Yo puedo comprarle a una amiga un bombón que sé que le gusta y mi amiga al recibirlo me da un fuerte abrazo y me dice lo mucho que me valora como amiga. Aquí ya está dado el balance entre lo que doy y lo que recibo.  Reiteró que ese balance no implica una transacción económica.

Supongamos que es el cumpleaños de tu pareja.  Y tú vas y le compras un pantalón de marca muy bonito y se lo das como regalo a tu pareja. Estás dando esa regalo como una expresión de felicitación por su cumpleaños y el amor que le tienes. Y a lo mejor en este momento tu pareja, por ejemplo ahora y todo esto de la pandemia no te puede sorprender mañana con llevarte a un lindo restaurante  a cenar o  pedir el delivery,  tal vez porque los lugares están cerrados pero si puede llamarte por teléfono y sorprenderte cantándote al oído o tal vez publicar en una red social lo mucho que te ama. 

Si no hay un balance en esa relación de dar y recibir algún hay un desequilibrio, hay una desconexión de tu derecho a merecer por qué tú no puedes estar al lado de un hombre que no te da nada. Tú no puedes estar en un trabajo en donde nunca te dan nada, nunca reconocen tu aporte a la empresa. Y tampoco puedes mantener relaciones de amistad y familiares saludables si solo das y no recibes.

Cuando una mujer es 100%  dadora, en el fondo lo que está esperando es poder recibir amor. Lo que pasa es que no sabe cómo expresarlo porque no está abierta a recibir y para ello hay que cambiar ese sistema de creencias primarias que la acompañan desde la infancia amalgamadas en su mente subconsciente.

En el merecimiento tiene que haber un balance entre lo que doy y lo que recibo  y esto no implica que tenga que ser tipo transacción económica. Tiene que ver con que lo que doy lo hago de corazón y con mi amor. Y lo que recibo del otro me lo da desde su corazón y con amor.  

Si en tu caso eres una persona a la que le cuesta dar, y solo te enfocas en recibir, déjame decirte que también en ti está ese desbalance, no podrás tener relaciones sanas sino aprendes a dar y recibir de forma equilibrada. 

El trabajo a realizar empieza en ti. ¿Cuánto te das a ti misma? ¿Qué recibes de ti misma? 

Si no eres capaz de invertir tiempo, energía y dinero en ti: no vas a la peluquería, no te compras ropa, no te regalas un libro de crecimiento personal, no inviertes en un proceso de coaching para sanar tus relaciones,  es porque no te sientes merecedora de invertir en ti. Y tú eres la personas más importante de tu vida. 

Si lo que recibes de ti misma son quejas, excusas, críticas, te juzgas duramente y te autoexiges también es porque estás desconectada de tu merecimiento. 

No busques afuera las respuestas que están en ti. El trabajo profundo comienza dentro de ti, ese balance entre el dar y el recibir primero debes lograrlo en tu relación contigo misma para luego poder relacionarte con los demás desde tu derecho a merecer.

Te invito a trabajar en la relación contigo misma.  El origen del desbalance esta en ti y este es el mejor momento para que comiences a trabajar en tu Merecimiento. Si quieres que te acompañe en el proceso puedes solicitar tu Sesión de Valoración Gratuita para que te cuentes de que forma puedo ayudarte con mis servicios profesionales.

Con amor 

Cynthia

El Silencio como hábito tóxico de la relación de pareja.

Un problema habitual que ocurre en las relaciones de pareja sobre todo cuando son muchos los años de convivencia es la falta de diálogo.

Al principio de la relación la conversación es fluida, se llaman varias veces por día para saludarse y expresarse el amor que sienten el uno por el otro. Comparten la cena mientras hablan acerca de los proyectos en común y también de los individuales. Toda esta comunicación nutre y alimenta la relación de pareja.

Tanto el hombre como la mujer se sienten escuchados, validados, respetados y amados. Se sienten reconocidos e importantes para su pareja. 

¿Qué ocurre con el paso del tiempo?

Las responsabilidades y obligaciones para mantener un hogar sumado a la crianza y cuidado de los hijos sumergen a la pareja en una rutina diaria en la que queda poco espacio para poder conversar abiertamente desde el corazón y planear momentos románticos juntos, pequeñas escapadas a solas. 

Ahora lo más importante pasan a ser las cuentas de la casa que hay que pagar mensualmente, el llevar a los niños a la escuela y a hacer algún deporte o actividad extra curricular. 

Se aminora incluso la frecuencia de las relaciones sexuales. Ambos están cansados de su rutina diaria y a la noche solo quieren dormir cuando antes ansiaban ese momento para hacer el amor y conectarse desde lo sexual para reafirmar el amor.

Y es así como se va tejiendo el puente del silencio entre ambos al punto de que llegan a ser prácticamente dos extraños compartiendo la cama y durmiendo dándose la espalda.

En otras ocasiones ya ni la habitación comparte, y se transforman en room-mates en vez de ser una pareja.

Y esta acción de no hablar, de no comunicar nada que realmente sea importante para alimentar la relación de pareja termina sepultándola porque el silencio es el cementerio de la relación de pareja.

Ese silencio como una acción de evadir la conversación con el otro los conduce al aislamiento. Cada día repiten una y otra vez la evasión a través de no hablar, de no decir nada más que cosas superfluas (como hablar del clima o el noticiero en la tv) o de cuentas por pagar a fin de mes. Pero de eso que compartían al principio, esas salidas mágicas en las que se reían juntos, en las que se contaban sus proyectos y los compartían pensando la mejor de apoyarse mutuamente ya no existen. 

Ese silencio es un hábito tóxico en la relación de pareja porque crea un vacío que conduce al abismo. Cada día ese puente del silencio se hace más largo y si alguno de los dos no decide tomar acción para abrir espacios de diálogo pues esto continuará hasta que alguno de los dos se harte y ponga fin a la relación de pareja. 

¿Cuánto hace que tú y tu pareja no conversan realmente de lo importante?

¿Con cuánta frecuencia solían hablar en los primeros tiempos de su relación?

¿Qué situación concreta crees y sientes que pudo haber desencadenado la generación de este espacio de silencio?

¿Cuán comprometida estás en animarte a abrir espacios de conversación con tu pareja para poder soltar ese hábito tóxico del silencio?

Todo cambio comienza con una decisión, sólo tú tienes el poder de decidir hoy empezar a buscar la forma de dialogar con tu pareja si aún te interesa recuperar esa relación. Por el contrario si sientes que ya no hay amor pues es momento también de decidir dejar atrás esa relación para poder procesar el duelo de la ruptura y más adelante abrirte a la posibilidad de volver a enamorarte.

Déjame tu comentario sobre lo que te ha parecido este post. Me encantará leerte. 

Si quieres que te ayude a sanar tu área de relación de pareja SOLICITA TU LLAMADA DE VALORACIÓN GRATUITA HACIENDO CLIC AQUÍ

 

 

 

¿Cuándo te has sentido culpable?

La culpa es una emoción que nos coloca en el rol de la víctima impidiéndonos ver posibilidades. Cada vez que nos sentimos culpables nos volvemos críticos de nosotros mismos, como jueces implacables que no dan opción a haber cometido un error.

Lo cierto es que como seres humanos no somos perfectos, la perfección no existe, y por ello a lo largo de nuestra vida cometeremos errores algunas veces queriendo y otras veces sin querer. En ambos casos esos errores tienen un aprendizaje para nosotros y debemos tomarlo de esa manera, como un aprendizaje para poder crecer.

Cuando estamos en relaciones de pareja tóxicas en las que somos manipulados por nuestra pareja experimentaremos la culpa de forma recurrente. Y claro está que nuestra pareja al manipularnos lo que busca es hacernos sentir culpables para mortificarnos y hacernos sentir mal, y de este modo lograr aquello que desea y que nosotros nos estábamos negando a darle.

 

 

Te invito a escuchar mi PodCast acerca de la culpa.

 

 

¿Por qué buscas la aprobación de los demás?

El tema de buscar la aprobación del otro como necesidad imperante es un tema muy común que se da en las relaciones tóxicas. La línea que separa la dosis normal de aprobación externa de esa necesidad constante de aprobación es una línea delgada.

Si tienes miedo de expresarte tal como tú eres y de mostrar tu autenticidad porque piensas que a tu pareja eso puede molestarle o no le va a aparecer bien y tú le das total entidad al hecho de su aprobación para con lo que digas, pienses o hagas, entonces tú tienes un problema.

Ese problema por supuesto puede resolverse si tomas consciencia de ello para luego tomar acción al respecto.

Te invito a escuchar mi PodCast para que puedas entender que hay detrás de esa imperiosa búsqueda de tener la aprobación de los demás.

Te invito al Congreso Virtual PoderosaMENTE

¡Hola! ¿cómo estás?
Te cuento que participo como ponente en el  Congreso Virtual PoderosaMENTE que se llevará a cabo del 7 al 11 de octubre de 2019 y me encantaría que estuvieras allí junto a mí y los 31 expertos que nos hemos reunido para hacer posible este hermoso congreso.

El Congreso es 100% virtual, y puedes ver todas las Conferencias de forma GRATUITA durante 24 horas en sus días de emisión.

Aprovéchala, solo te tomará 10 segundos inscribirte! Haz click en el siguiente enlace.

QUIERO OBTENER MI ENTRADA GRATUITA AL CONGRESO PODEROSAMENTE

Alguno de los expertos que participarán de este maravilloso Congreso son: Agustín Bravo Curiel, Guadalupe Gómez Baides, Leandro Taub, Andrea Armel, Blanca Mery Sánchez, Diana Alva, Daraki, Ana García del Barrio, Oscar Martín, Luis Pérez Santiago, Ana Vico, Ana María Oliva, Roland Kalt, Felíx Torán, Ana Lloveras, Eva Lleonart, Cynthia Solar Luna, María Carmen
Martínez Tomas, entre otros!


Puedes ver TODAS las conferencias GRATIS durante 24 hs. del 7 al 11 de octubre.

Ya lo sabes ¡tú puedes ser parte de este evento de forma GRATUITA!

Así que corre y reclama tu entrada GRATUITA ahora.
¡Pero date prisa porque el evento YA está por comenzar!!!

CLIC AQUÍ PARA OBTENER TU ENTRADA GRATUITA AL CONGRESO PODEROSAMENTE

No te los puedes perder ¡nos vemos dentro!

Te invito a participar de forma Gratuita en el Congreso Virtual GECREA

Un día hace 20, 30, 40 o 50 años tu madre descubrió que estaba embarazada de ti.
Esta noticia comenzó a provocar reacciones tanto en ella misma como en su entorno.
Puede que se alegrase de tu llegada y que la noticia fuera una fuente de plenitud y felicidad o puede que por el contrario estas primeras reacciones fueran de miedo, temor, incertidumbre o rechazo.
Todas las emociones que tu madre iba sintiendo no se manifestaban solo de forma psicológica sino también en forma de sustancias químicas que invadían su torrente sanguíneo el cual estaba directamente relacionado contigo a través del cordón umbilical.
Un día tu mama rompió aguas y llegó el momento de tu nacimiento. Un momento confuso, complicado y lleno de dolor que apenas puedes recordar.
De hecho muchos expertos consideran el nacimiento como el primer trauma que vive el ser humano al llegar a este mundo.
El bebé no solo sufre una separación abrupta de la madre sino que pasa de un medio cálido y confortable a uno mucho más hostil y que no entiende.
Allí fuera te esperaban tus abuelos, puede que tu papa, tus tíos y quizás algún que otro hermanito.
En definitiva, todas aquellas personas que esperaban tu llegada y de las que de una manera u otra iba a depender tu supervivencia en los primeros años de tu vida.
Si, aquellos años en los que necesitabas que los demás te quisieran para satisfacer tus necesidades básicas de temperatura, alimentación, cariño, etc..
Sin embargo estas personas no solo se encargarían de tu supervivencia sino que junto a tus profesores, amigos, medios de comunicación, lugar del mundo en el que naciste y la interrelación tanto contigo mismo como con todo lo que lo que te rodea tendrían una gran influencia sobre tu mapa mental.
Es decir sobre tus valores, gustos, juicios, prejuicios, etc… sobre las gafas a través de las cuales te ves a ti mismo y al mundo que te rodea.
Puede que Papá quisiera que fueras un niño y tu naciste una niña, también es posible que Mamá lleve tiempo con problemas de ansiedad que no ha sabido resolver o que la tía Maika quiera que vayas a un colegio bilingüe y estudies medicina (ella siempre quiso ser médico pero nunca tuvo los recursos económicos para poder pagar la carrera)
También es posible que tu hermano Pablo te sobreproteja tanto que termines concluyendo que el mundo es un lugar hostil o que no eres lo sufcientemente [email protected] como para hacer las cosas por ti [email protected]

 

Lo que ocurre es que estas personas no son seres neutros sino que tienes sus propios valores, miedos, juicios y prejuicios y puede que también tengan alguna expectativa sobre ti que en algún momento te sientas “[email protected]” a cumplir.
Hay que tener en cuenta que tú solo eres un niño que no tiene recursos para sobrevivir por si mismo, que apenas conoce palabras para poder interpretar el mundo y que no tiene aún formados creencias, valores, etc… que le ayuden a procesar el complejo mundo al que hace poco acaba de llegar.
Lo único que quieres es que te alimenten, te hablen, te quieran, te cuiden, estén contigo y te presten atención.
Y puede que con tal de conseguir estos objetivos comiences a tomar decisiones y a sacar conclusiones erróneas. Pensando o creyendo cosas como que tienes que ser de una manera u otra para que los demás te quieran generando así una autoestima inestable, que siempre tienes que estar a disposición de los demás, que no debes expresar tus sentimientos, que la vida es así o asa…
O en el peor de los casos concluyendo que no mereces ser querido, que no tienes suficiente valor.
Puede que en algún momento comenzaras a filtrar, codificar y crear tu realidad basándote en estas decisiones primarias y que sin quererlo, sin saberlo comenzaras a escribir el guion de tu vida.
Contando una historia que nunca quisiste, que nunca debiste contar.
Hoy quiero invarte a un viaje.
Un viaje hacia al autoconocimiento y el crecimiento personal.
Un viaje a través de tus creencias, tus vergüenzas, tus miedos, tus mascaras.
Un viaje a tu centro a tu esencia, un viaje al ser.
Quiero invitarte a que formes partes de la II edición de GECREA, el Congreso online sobre gestión emocional, crecimiento y autoestima, en el cual voy a tener el placer de participar como ponente.
Un evento online en el que más de 50 psicólogos, coaches y diferentes expertos en desarrollo personal compartirán contigo las estrategias que les han ayudado tanto a ellos mismos como a las personas con las que han trabajado a gestionar mejor sus emociones, llevar su crecimiento personal y espiritual al siguiente nivel y aceptarse, quererse y valorarse como realmente merecen.

Este evento te ayudará a desenmascarar tus creencias limitantes, superar las barreras impuestas por el miedo y a dejar de reescribir la historia que te han contado para escribir la historia que realmente quieren contar.

Una historia, sin ansiedad, sin depresión, con las tristezas justas y necesarias pero sobre todo una historia ganadora llena de valor, fuerza, propósito y amor propio.

Además durante un tiempo limitado podrás ver todas las charlas de forma gratuita. ¿No es genial?

CLIK AQUÍ PARA INSCIRBIRTE Y ACCEDER GRATIS EL CONGRESO 

En este congreso vamos a tocar principalmente 3 pilares:

1. GESTIÓN EMOCIONAL Y MENTALIDAD

Las emociones son lo que dan sentido a nuestra vida, nos permiten conectar con nosotros mismos, con los otros y si las gestionamos de manera adecuada pueden darnos una cantidad increíble de información.

¿Eres capaz de imaginarte una vida sin emociones? Tal y como ya las entiendo, las emociones son aquello que dan sentido a la vida, el vehículo mediante el cual podemos comprender y sentir el mundo así que ¿Se te ocurre algo mejor en lo que invertir tu tiempo que en aprender a llevarte bien con ellas?

En este pilar del congreso aprenderás:

- Estrategias para comprender mejor tus emociones y lidiar con ellas.
- ¿Qué hacer con la ansiedad, la tristeza, la ira, la culpa y demás emociones “incómodas”?
- Cómo perderle el miedo a tus emociones y aprender a escucharlas.
- Cómo detectar tus creencias limitantes y convertirlas en algo potenciador para poder lograr la paz, abundancia y felicidad que mereces

2. CRECIMIENTO PERSONAL

El crecimiento es una necesidad básica del ser humano. Desde que nacemos hasta que morimos estamos continuamente cambiando, creciendo, evolucionando.

La vida, es crecimiento, evolución. La muerte es estancamiento.

Crecer es aprender nuevas habilidades, enfrentarte a retos y desafíos, pero también es redescubrirte, aprender a conectar con lo que realmente eres y desaprender todas aquellas cosas que ya no te sirven.

Así que si sientes que estás repitiendo patrones que te impiden lograr tus objetivos, te sientes estancado o simplemente quieres volver a re-conectar con tu esencia está parte del congreso va a interesarte.

3. AUTOESTIMA

¿No crees que nos enseñan a construir la casa por el tejado? Hay que querer a los demás, ser amables, hacer favores, gustar ¿Pero qué hay de nuestro amor propio?

La autoestima, todo aquello que nos decimos a nosotros mismos sobre cómo somos, son los cimientos sobre los cuales crece cualquier cosa que construyamos en la vida. ¿No crees que es importante que estos cimientos sean lo más sólidos posibles?

En esta parte del congreso aprenderás:

- A aceptarte. (Eres valioso tal y como eres, de verdad ¡Lo eres!)
- A tratarte mejor.
- A trabajar aquellas creencias que están haciendo que te auto-sabotees y no consigas tus objetivos.
- A huir de las relaciones tóxicas y crear relaciones saludables basadas en el amor y la libertad.
- Y muchas cosas más.

CLIC AQUÍ PARA OBTENER TU ENTRADA GRATUITA AL CONGRESO GECREA

A partir de hoy estarán abiertas las inscripciones por lo que puedes apuntarte de forma de gratuita ya mismo.

Si decides formar parte de este evento desde el día 7 al 17 de Octubre recibirás todos los días un email con las charlas disponibles durante ese día.

El precio de un evento de este tipo de eventos presenciales suele oscilar entre cientos y miles de euros, hoy el precio es 0 euro.

¿Qué excusa puedes ponerte ahora a ti mismo para no crecer?

 

>