Flat Preloader Icon

La programación de la falta de Merecimiento en la vida de una Mujer.

Toda mujer que transita una relación tóxica tiene un problema de falta de Merecimiento a resolver.

Y cuando hablamos del Merecimiento ¿a qué hacemos referencia exactamente?

En primer lugar el Merecimiento es el derecho universal a recibir. A mí me gusta completar la frase con la palabra AMOR.

El Merecimiento es el derecho universal a recibir AMOR.

La mujer es fuente de creación. Crea vida cuando se embaraza y da a luz a un nuevo ser humano. Pero también crea a través del arte, de su profesión, de sus hobbies, de sus emociones, de sus palabras, con cada célula de su ser está creando.

Y el Merecimiento está formado por un conjunto de creencias que se amalgaman en el inconsciente desde 9 meses antes de la concepción en el seno materno y hasta los 7 años de edad.

Y por supuesto si esas creencias que se van acumulando son LIMITANTES tenemos como profesionales en relaciones tóxicas buscar aquí el origen de la desconexión.

Entonces la programación de la FALTA DE MERECIMIENTO ocurre en este período de tiempo.

La niña está unida a su madre desde antes de ser concebida y hasta los 7 años de edad.

En la India por este motivo las mamás son tratadas como reinas hasta que sus hijos alcanzan la edad de 6 años, precisamente porque tienen claro que en este período se programa absolutamente todo, lo bueno y lo malo.

La toxicidad se programa aquí.

La niña aprende a no merecer en este período.

Hay quienes dicen que hasta los 3 años de edad se programa, pero se ha comprobado que en realidad el período se extiende hasta los 7 años de edad.

La situación de mamá antes de embarazarse y durante el embarazo afecta el merecimiento de la niña.

Lo que ocurre durante el parto en donde esa niña viene al mundo, también afecta el merecimiento.

No es lo mismo nacer por parto natural que por cesárea, o estar en incubadora.

Las emociones de mamá también se transmiten a la niña. Entonces si mamá está triste o siente rabia, la niña lo incorpora y programa estas emociones que la llevan a no sentirse merecedora de recibir.

Lo fundamental entonces cuando vas a trabajar con una clienta que tiene problemas de Merecimiento es:

- diagnosticar de forma correcta donde tiene el bloqueo o desbalance. ¿Le cuesta dar en sus relaciones o le cuesta a recibir? ¿O quizás tiene un doble desbalance?

- revisar el ciclo por septenio que va de los 0 a los 7 años de edad.

- analizar todo lo que concierne a mamá desde 9 meses antes de la concepción en el seno materno hasta los 7 años de edad de la niña.

Recordé hoy que al año de edad se programó en mi el "rencor" a raíz de un conflicto familiar entre mi madre y su hermano mayor cuando murió mi abuela materna. Además se programó en mi la trizteza. Dos emociones que me acompañaron décadas a lo largo de todas mis relaciones tóxicas.

Fíjate la importancia de analizar en detalle absolutamente todo.

- Entonces hacer una lista de las emociones de mamá durante el mismo período que te he mencionado más arriba y descubrir cuáles de estas emociones forman parte de la vida de tu clienta hasta la actualidad.

Por supuesto que el Merecimiento al ser un músculo puede entrenarse paso a paso de manera progresiva para que tu clienta pueda internalizarlo y sentirse merecedora de recibir todo lo que desea.

About the Author Cynthia Oliverio

follow me on:
>